A balón parado

Las prioridades de la Asociación de Futbolistas

Hace poco escribí aquí que me encantaría saber qué es lo que está haciendo, o qué quiere hacer, la Asociación Mexicana de Futbolistas para librar a sus agremiados del trato abusivo que les otorgan sus managers, agentes o promotores.

Se que el asunto cuando menos se discutió entre un prominente directivo y un prominente jugador, uno de los símbolos de la naciente organización.

Que quede como un tema pendiente. Ojalá la AMF tenga larga vida para librar las buenas batallas que tiene por delante. Entre estas esta que menciono. Todo aquel que está metido en este negocio sabe que fuera de las pocas figuras que se vuelven amos y señores de sus carreras, a la enorme mayoría de los jugadores profesionales los manejan administrativa y comercialmente una serie de personajes sin escrúpulos, capaces de vender hasta a su propia madre con tal de sacar dinero fácil de ellos.

¿Quién protege a los futbolistas de estas aves de rapiña?

Aunque no han tenido la capacidad de expresar sus demandas de forma abierta y diáfana, entiendo que la Asociación capitaneada entre otros por Rafael Márquez, tome como bandera la eliminación de lo que se ha dado en llamar "Pacto de Caballeros".

No puedo más que estar de acuerdo con ellos. Este control que han impuesto los propietarios y directivos de los equipos de la Liga Mx no es procedente. Nunca lo fue. Siempre fue un abuso. Además, penado por la propia Federación Internacional de Futbol Asociado a la que pertenece la Federación Mexicana de Futbol.

El futbol profesional mexicano debe funcionar en términos legales y legítimos como funcionan las mejores ligas de futbol del mundo. Si un jugador termina contrato debe de tener la plena garantía de que esa condición de libertad implica que se puede contratar sin que nadie esté sacando dinero por encima o por debajo de la mesa. Un futbolista debe de tener la plena y absoluta libertad de trabajar donde quiera. Pero también tiene derecho a no ser secuestrado por sus promotores.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo