A balón parado

¿Por qué no hay para pagarle puntualmente a algunos futbolistas?

Mal arbitraje, aplicación selectiva de la justicia, violencia en las tribunas por encima de lo tolerable (en intensidad y frecuencia) y economía endeble en cuando menos 3 de los 18 equipos que componen la Liga Mx.

En una semana hemos obtenido muestras palpables de lo mucho que tienen que trabajar propietarios y directivos de la máxima división del futbol mexicano en estos temas. Y conste que el anterior enlistado no quiere decir que no existan otros males, algunos también de atención inmediata.

Hablemos de la falta de solvencia de los propietarios de los Jaguares de Chiapas, el Puebla y los Dorados de Sinaloa. Que no les paguen de forma puntual a sus entrenadores, jugadores y demás personal que componen el plantel profesional y de fuerzas básicas (incluidos por supuesto los principales directivos), es un asunto público.

El hecho de que en principio nadie de los afectados se atreva a dar la cara no quiere decir que no exista la falta de pago puntual, en algunos casos muy grave pues se conforma de hasta cuatro o cinco meses. No dan la cara por el consabido temor a represalias o a ser declarados desleales o traidores.

Llevamos tiempo con esto. No hay 18 propietarios que puedan sostener a 18 equipos. El fenómeno de la multipropiedad así lo ilustra. ¿No es tiempo ya de que se revise y modifique el actual sistema, en el que la amenaza del descenso, condiciona a los proyectos más débiles?

¿O cuál es la razón por la que estos propietarios tan bien identificados dejan de pagar a tiempo? Estoy seguro que no es por gusto. Al final siempre consiguen los recursos y terminan pagando, pero creo que algo hay que hacer para resolver este crónico mal que tanto avergüenza pues no se tiene que dar en una Liga seria.

Esto no lo resuelve ninguna fianza, sino la revisión profunda de la forma en la que los equipos y la Liga se están haciendo de recursos.    

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo