A balón parado

El nuevo enemigo de Juan Carlos Osorio

¿Qué le responderá Juan Carlos Osorio al entrenador del Porto, Sergio Conceiçao? El portugués fue duro y macizo: "Eso es una total ridiculez. ¿Qué trabajo específico vas a poder hacer en una semana de preparación? Aquí tenemos fisiólogos, nutriólogos y preparadores físicos que hacen ese plan para cada jugador".

Y es que el director técnico de la selección mexicana de futbol entregó o piensa entregar planes personalizados de trabajo a aquellos jugadores que actúan en equipos de Ligas europeas y que no vienen siendo titulares, ni teniendo demasiados minutos entrando como relevos.

Entre ellos están o pueden estar los cuatro que actúan bajo las órdenes de Conceiçao: Héctor Herrera, Miguel Layún, Diego Reyes y Jesús Manuel Corona.

Ayer en una rueda de prensa, el entrenador del Porto aprovechó para sacar a los cuatro vientos lo mucho que le molestó esta intención de Osorio. Intención que seguramente le comunicaron los propios jugadores a su cargo.

Lo primero que se puede leer es que siente que se están metiendo con su trabajo y con su responsabilidad. Dijo en algún otro momento de esa comparecencia ante medios que sus jugadores han tenido un gran rendimiento con la selección mexicana.

Inevitable resultará que a Osorio se le cuestione sobre estas declaraciones de Conceiçao. Y a prueba estará el carácter del colombiano, quien ha estado alejándose de los tonos estridentes que manifestó, sobre todo contra los árbitros, durante la pasada Copa Confederaciones.

Lo importante, en todo caso, es generar un diálogo directo. Ojalá los encargados de esto en la selección nacional provoquen un acercamiento oportuno entre los dos entrenadores. Quizá valga la pena que el propio Osorio le explique a Conceiçao lo que le preocupa y lo que quiere hacer.

Y quizá Conceiçao pueda ayudar un poco más. La preocupación del entrenador del representativo mexicano tiene justificadas razones para estar preocupado.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo