A balón parado

Nadie le ha regalado nada a estas chavas

No termina aún la primera campaña de la Liga Femenil de futbol profesional. Pero puede decirse que está siendo exitosa. Basta ver los medios de información deportiva para darse cuenta de los espacios que han ganado.

En web, tele, radio, impresos hemos ido conociendo a las principales jugadoras, algunas de ellas inclusive interactuando con los futbolistas más destacados. La Liga ha planteado partidos parejos en el marcador, bien jugados y también goleadas inmisericordes. Se han presentado escándalos que bordean los límites de la ética, como el gol ventajoso de las cruzazulinas que el mismo árbitro intentó que no se hiciera. Hay cuando menos una hija en papel de goleadora, de una ex figura del futbol mexicano.

Hoy nadie puede decir que no fue una gran idea haber armado esta competición y haberla lanzado ya, en lo que a muchos les pareció algo forzado, pero que al mismo tiempo constituyó un paso osado, sin parangón.

La Liga femenil empieza a ser transmitida por cadenas de televisión de paga y quizá este mismo torneo las televisoras abiertas, como Televisa o Televisión Azteca, se atrevan a transmitir un partido en sus principales señales.

Por lo pronto, en los estadios se han venido presentando mejores entradas, hasta donde yo sé de forma gratuita. Pero que los aficionados se tomen ya el gusto de ir y sentarse en las tribunas para presenciar un partido de esta competición es verdaderamente algo que debe destacarse.

La Liga femenil merece más y mejores patrocinios. O que los que actualmente respaldan a los equipos de la Liga Mx se extiendan o se incrementen para generar sueldos atractivos a jugadoras, entrenadoras, directivas. Y para seguir impulsando en fuerzas básicas el desarrollo de la Liga.

Por fortuna, hay de donde aprender. Hay Ligas femeniles muy exitosas: en Estados Unidos, en España, Francia, Alemania.

Por lo pronto, todo lo que han obtenido estas mujeres se lo han ganado.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo