A balón parado

La misteriosa y desordenada búsqueda del sustituto del "Piojo"

Está claro que los tiempos de la Federación Mexicana de Futbol con Decio de María al frente, no son los de la política, ni los de la típica gestión empresarial.

Diez días después de que asumiera de forma oficial el cargo, en sustitución de Justino Compeán, el nuevo mandamás de la FMF no ha anunciado o presentado a su equipo de colaboradores. Esta es la primera acción que se realiza en una responsabilidad de gobierno o de dirección en la iniciativa privada.

Si bien De María heredó un cuerpo de directivos de probada eficacia en áreas como la administrativa y comercial, se esperaban y se esperan cambios en áreas fundamentales como la dirección de la o las selecciones nacionales.

Evidentemente se ha tardado un poco pues la crisis desatada por la incontinencia a la violencia por parte de Miguel Herrera, que dio paso a su despido, exige una toma de decisiones precisa, contundente, pero también rápida.

   En lugar de tener información verídica, directa y transparente, lo que hay son rumores, filtraciones, chismes…

Que si Guillermo Cantú -amigo de Decio, ex jugador y directivo-, está operando la llegada del nuevo entrenador… Que si a Heriberto Ramón Morales, directivo del Atlas, le pidieron ir a ver a Marcelo Bielsa en Francia… Que si ahora Cantú ha ido a ver a Jorge Sampaoli, el entrenador de la selección chilena, a no se dónde… Que si ya se habló con la directiva de los Tigres para que le otorguen la libertad contractual a Ricardo Ferretti… Que si Santiago Baños, el ex auxiliar del Piojo Herrera, está integrado al equipo de trabajo de Cantú… Que si se contempla también a Eduardo Yayo de la Torre…

No, por aquí no deben de ir las cosas… En principio, hasta que no se anuncie su destitución o renuncia, la dirección de selecciones nacionales sigue bajo la responsabilidad de Héctor González Iñárritu… A éste se sabe le intentan encontrar acomodo en otras áreas, pero no se lo han encontrado.

¿Qué necesidad hay de todo este desorden? 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo