A balón parado

El inexplicable trajinar de "Memo" Ochoa

Quiero decir antes que cualquier cosa que me parece absolutamente respetable la decisión de Guillermo Ochoa de mantenerse en el futbol europeo. Seguramente, si quisiera volver a nuestro continente, no le faltarían al portero de la selección mexicana de futbol ofertas atractivas por parte de muchos equipos de la Liga Mx o de la misma Major League Soccer, de Estados Unidos.

Luego de esto, hay que resaltar el pésimo manejo que ha hecho de su carrera. Primero, la cuestionable manera de dejar a uno de los dos equipos más populares del futbol de su país, el América, para irse al Ajaccio, club por aquel entonces recién ascendido a la Liga francesa.

Luego, su transferencia al Málaga donde fue relegado a la suplencia de forma inclemente, aguantando más de lo debido… Lo que siguió no fue mejor: el Granada, uno de los equipos más débiles la temporada pasada de la Liga española. Tanto, que descendió aun faltando varios partidos para que terminara el campeonato.

Y ahora irá a la desinflada Liga de Bélgica, con el Standard de Lieja…

Nada en el futbol europeo que corresponda con el buen nivel que ha mostrado con la selección nacional en una Copa del Mundo, como la de Brasil 2014, o la Copa Confederaciones de Rusia recién concluida.

Esto ilustra que o Guillermo Ochoa ha estado muy mal representado, por alguien incapaz de colocarlo en un equipo prestigiado, cuando menos uno que busque cada año en clasificarse a competiciones europeas… Pero también puede decirnos que Ochoa no es muy exigente y que prioriza otras cosas en su vida deportiva… Lo digo sin ironía: quizá una ciudad o región que le parezca bonita, o la posibilidad de conocer y aprender una lengua que no domina…

Ochoa debió de haber ido a un mucho mejor equipo después del mundial brasileño. Estoy convencido de que tiene condiciones para estar disputando la titularidad en un club grande europeo. Es una verdadera lástima que sus mejores años se hayan perdido de esta manera. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo