A balón parado

El mazazo americanista a las incapaces Chivas

Que las Chivas querían de refuerzo a Oribe Peralta era una historia muy difundida. Que no estaban dispuestos a pagar la cantidad en la que Santos Laguna lo quería vender, también.

Ahora que el goleador fue traspasado al América se reconoce la habilidad y sentido de la oportunidad de directivos como Yon de Luisa, pero al mismo tiempo llegan las burlas para Jorge Vergara y su equipo directivo.

Lo menos que se dice de los rojiblancos es que no les alcanzó el presupuesto, que reaccionaron de forma tardía, que el gran rival les comió el mandado.

Y algo o mucho de razón hay en todo esto.

La declaración de Alejandro Irarragorri, el presidente del Santos, ayer cuando anunció la salida de Peralta, resulta fulminante: “Llevábamos ya tiempo negociando con el América… Chivas nos habló ayer”… Palabras más palabras menos eso dijo.

Terrible balconeo para Vergara. ¿Qué tendrá que decir al respecto? Él que tanto presume el poderío de su equipo y de su gestión… él que tanto ha hablado de los montos que está dispuesto a invertir para tener a los mejores jugadores.

¿Por qué delantero irán las Chivas ahora? ¿Por Alan Pulido, el gran prospecto que pertenece a los Tigres y que se ha metido en la lista final de 23 jugadores que representarán al futbol mexicano en el Mundial de Brasil?

De verdad tendrían los fondos financieros para responder de esta manera al América? Lo dudo.

Lo que está visto es que lo que no pudieron conseguir los rojiblancos lo pudieron hacer y hasta con relativa facilidad los americanistas. Además sin alarde, con discreción, sin anunciar previamente nada, sorprendiendo inclusive a casi todos.

El América le quita refuerzos ansiados a las Chivas y además le manda directivos con propuestas que, en su momento, desecharon. Esa es la historia de la llegada del buen Rafa Puente Jr… Y hay elementos para documentarlo.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo