A balón parado

Si llega a haber sorpresa ésta será rojinegra

Arranca la Liga hoy con claros favoritos para quedarse en diciembre próximo con el campeonato. Casi los de siempre: América, Tigres y Monterrey, los tres equipos que más dinero invierten.

Luego dos clubes que son manejados con mucho equilibrio entre lo deportivo y lo financiero: el Pachuca y el León. Ambos siempre dispuestos a meterse en donde originalmente no estaban llamados.

Enseguida aparece el Cruz Azul, uno que genera siempre expectativas atractivas de arranque, por el tipo y número de sus refuerzos, pero que al final termina decepcionando.

Y habría que poner a renglón seguido al Santos Laguna que, pese a haberse alejado de las grandes bolsas para fichajes, ha sabido mantener un equipo competitivo y triunfador.

Más allá de estos siete conjuntos, cualquiera de los otros nueve que componen la Liga Mx, podría ser catalogado en el capítulo de las sorpresas si es que llegara a desarrollar nivel como para aspirar al campeonato.

¿Pero cuál de esos nueve resultaría realmente un inesperado caballo negro?

Revisemos: Chivas, Atlas, Necaxa, Jaguares, Puebla, Veracruz, Monarcas, Toluca y Querétaro.

Creo que, por bastante distancia, el equipo que puede convertirse en la absoluta revelación del torneo son los rojinegros del Atlas.

El equipo que dirige el Profe José Guadalupe Cruz pudiera parecer toda una incógnita, pero ha completado una estupenda pretemporada. Se deshizo de una serie de bultos onerosos y apostó por la dinámica de una buena cantidad de jóvenes bien respaldados por la experiencia y sabiduría de líderes como Rafael Márquez.

Creo que el aporte que este club, que celebra su centenario, ha recibido de un tipo como Cruz le da una imagen combativa y guerrera que le hacía falta a estos colores.

Tómelo usted como un presentimiento si quiere, pero si en este torneo hubiera una sorpresa, ésta sería protagonizada por el Atlas.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo