A balón parado

¿De verdad pretenden vivir del “boteo”?

El propagandístico “boteo” que desde la cúpula directica de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla decidieron encabezar, para otorgarle fondos a su equipo de la Liga Mx, retrata con nitidez lo que no me canso de insistir en este espacio desde hace ya varios años:

El futbol profesional mexicano no está para tener un esquema de descenso y ascenso de categorías.

El futbol profesional mexicano se debe parecer más a las Ligas profesionales de los distintos deportes que tan espectacularmente funcionan en los Estados Unidos, que a las principales competiciones futbolísticas del continente europeo.

Al margen del incuestionable exitoso desempeño deportivo, un equipo como Lobos BUAP nunca debió de haber obtenido su pase a la Liga Mx. Pero se lo dieron.

Y se lo dieron porque nadie ha reglamentado la debilidad financiera de los propietarios que aparecen con pretensiones de tener equipos profesionales de futbol.

Cualquiera de los 18 equipos que componen la Liga Mx, cuando menos, deben de tener un flujo de dinero que les permita solventar gastos mensuales por arriba de los 25 o 30 millones de pesos. Entre nómina de los integrantes del primer equipo (25 jugadores y no menos de 15 administrativos), los gastos que implica mantener una estructura de fuerzas básicas, gastos de transportación, gastos médicos, gastos de alimentos.

¿De verdad la directiva de los Lobos BUAP pretende que, vía la aportación voluntaria de sus simpatizantes, va a obtener recursos de forma regular y suficientes para mantener su capricho de tener un equipo de futbol en la máxima división profesional?

Entiendo perfectamente las restricciones que se impusieron esta temporada en la Liga de Ascenso. Solo 6 equipos de los 16 que componen la división inferior podrán llegar a la Liga Mx en caso de que sean campeones. Aunque eso no quiere decir que tendrán el dinero para hacer frente a sus gastos. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo