A balón parado

El muro que derriba todos los días el futbol mexicano

No se sabe demasiado, todavía… Pero la idea de que se organice una competición en forma entre equipos de la Liga Mx y la Major League Soccer, camina y pronto podrá ser una realidad.

Así lo reconoció el vicepresidente ejecutivo del Toluca, Francisco Suinaga: “Se busca crear una competencia y un producto atractivo entre las dos Ligas, en un territorio que nos corresponde e ir mejorando para hacer un plan a largo plazo”.

Al parecer será en el próximo mes de marzo cuando el presidente de la Liga Mx, Enrique Bonilla, de los detalles de este torneo.

Vamos a ver qué representa esta propuesta en el campo del ingreso para equipos, televisoras y patrocinadores involucrados.

Otra idea muy firme en la que deberían de ponerse a trabajar los directivos de la Liga Mx pasa por la pretemporada larga, la de verano. Esta se da entre los meses de junio y julio. En lugar de que cada equipo se organice como pueda y dependiendo de los contactos que tengan agenden juegos, la Liga Mx o la misma Federación Mexicana de Futbol deberían de organizar una serie de partidos.

La pretemporada también debe generar derechos de transmisión e ingresos.

También se debe analizar el papel que juegan los equipos que no entran a la Liguilla. Se trata de 10 clubes que deben dar por concluidas actividades, mandando a todo mundo de vacaciones. Al menos dos de las tres semanas que dura la Liguilla, estos 10 equipos se deberían de mantener en actividad con un torneo que seguro dejará ingresos pues a menudo alguno de los cuatro grandes o más, se quedan fuera.

La Liga Mx debe de activarse más y mejor. De pronto aburre ya la inercia en la que se encuentra. Hacen falta propuestas que la dinamicen y ayuden a generar mayor audiencia e ingresos.

Hay plazas muy futboleras en el país que no tienen partidos oficiales de Primera División y si se les garantiza un espectáculo serio, seguro estarán dispuestas a pagar por él.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo