A balón parado

Los Pumas y un ejemplo de lo fácil que es hacer las cosas bien

Los Pumas ganaron el domingo pasado en su estadio de la Ciudad Universitaria. Le quitaron el invicto al único equipo que no había conocido la derrota: el Santos Laguna que dirige José Manuel de la Torre. Ahí la llevan los dirigidos por Francisco Palencia. Tras nueve jornadas, 14 puntos, con lo que se sitúan en el séptimo sitio de la tabla, es decir, en posición de clasificarse a la Liguilla. Tres puntos por debajo, hay que decirlo, de los líderes del campeonato: Chivas y Pachuca.

Los representantes en el futbol profesional de la máxima casa de estudios del país, han tenido la capacidad y la suerte (dos elementos necesarios en este deporte) de traer a un gran refuerzo: el centro delantero chileno Nicolás Castillo. Impone este jugador en el área y el equipo cuenta con un elemento que hace mucho no tenía.

Pero más allá del desempeño del primer equipo, se tiene que resaltar el excelente trabajo que viene haciendo Rodrigo Ares de Parga, el presidente del club. Rodrigo ha cumplido de forma cabal con la primera enmienda que está ligada a su responsabilidad: comprometerse a trabajar con todo. No tiene distracción. Lo segundo con lo que tiene que cumplir también lo está haciendo muy bien: retomar los principios básicos, los que ligan a esta institución con el trabajo en fuerzas básicas.

Ojalá este hombre tenga continuidad para que en los meses posteriores se pueda ver el fruto de su trabajo. Ahí se ha sabido rodear de gente que siente los colores azul y oro, como José Luis Arce y Sergio Egea. Entre otros. Se han tomado medidas también sobre temas que eran tabú para otras administraciones, como la reubicación de las barras en las tribunas del Olímpico. El desarrollo y evolución de unas instalaciones maravillosas como las de La Cantera, también hay que contabilizarlo.

Hay muchos otros pendientes, sin duda. Y habrá un momento para enlistarlos, pero de entrada, qué bien que las cosas marchen como deben en un equipo tan necesario para nuestra Liga como son los Pumas de la UNAM.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo