A balón parado

La información que hace falta en los estadios

Lecciones muy puntuales tendrán que sacar en la Liga Mx de la emergencia en la Ciudad de México y otros importantes sitios del país, que se desató trae el terremoto del pasado martes 19 de septiembre.

Un acontecimiento de este tipo se puede dar a cualquier hora del día. Que llegue a suceder en las casi cuatro horas que registra un alto movimiento de personas, un partido en torno y dentro de un estadio de futbol, es factible.

¿Qué indican los protocolos qué se debe de hacer dentro de un estadio cuando se presenta un sismo de estas magnitudes?

¿Desalojar de inmediato el inmueble? ¿Esperar en cada sitio donde se encuentre cada persona hasta que pase la sacudida? ¿Y después qué? ¿Sigue el partido de futbol y todos tan tranquilos? ¿Se suspende el juego y entonces procede el desalojo?

¿Y de ser esto así, la gente tiene claro que lo debe hacer con orden y por la puerta adecuada? ¿Se vale meterse al terreno de juego? ¿Si sí se vale, a partir de qué fila se puede y debe trasladar la persona a la cancha y de cuál hilera corresponde salir a la calle?

Cada estadio del futbol mexicano, de cualquiera de sus divisiones profesionales, es distinto. Como recurrente usuario de algunos de ellos puedo afirmar que no hay información suficiente, ni el personal que trabaja en ellos está lo suficientemente preparado para actuar en consecuencia.

Me gustaría saber qué instrucciones tiene el encargado del sonido local sobre este tema. ¿Cuál es su manual? ¿Qué mensajes tiene que dirigir?

La otra cuestión, tan seria como la anterior: ¿Se ha hecho una revisión en las últimas horas como para revisar a profundidad el estado físico de estadios como el Azteca o el Azul o el Olímpico de CU después del sismo de hace una semana?

Falta evidencia de esto. Y la gente hoy lo que quiere es ver que se está trabajando por su seguridad. Vamos a ver cómo reaccionan ante el regreso del futbol a los estadios. Ayudaría mucho a todos que se trabajara con seriedad en estos dos puntos. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo