A balón parado

Qué agradable manera de arrancar esta Liga

No es la primera vez que la Liga Mx, desde que es reconocida como tal, arranca de una manera tan grata como lo hizo el fin de semana pasado. Muy buenos partidos, con goles de extraordinaria manufactura y un público en la mayoría de los escenarios entusiasta y participativo.

Entiendo que la Liga Mx puede y debe de crecer y para medir esto hay indicadores precisos, pero no está nada mal nuestro futbol si reducimos todo al nivel que se muestra en la cancha.

La gente o el aficionado, como usted prefiera decirle, no es tonta. El futbol europeo que algunos (ni siquiera la mayoría), ven por la televisión, es un complemento de la pasión que tienen por sus equipos nacionales. En primer lugar, los partidos de Ligas como la española o la inglesa no rivalizan en términos de horarios, pues se desarrollan en nuestras mañanas o mediodías. Pero si llegaran a contrapuntearse, estoy seguro que quitando cierto tipo de enfrentamientos (no más de 10), se optaría por los partidos marcados por la cercanía e interés.

Lo había dicho a fines del 2016, lo que se estaba armando anunciaba equipos más competitivos, con planteles mucho más atractivos… Y así está resultando

Han llegado muy buenos jugadores… Nicolás Castillo, por ejemplo, con los Pumas, de inmediato dio muestras de su potencial… Lo mismo Ángel Mena, con el Cruz Azul… Y están por debutar en este último equipo otros dos jugadores de reconocida calidad: Martín Rodríguez y Martín Cauteruccio… Otros, como el Toluca se reforzaron poco, pero con calidad, con jugadores ya probados como Hauche y Sambueza. Además los equipos involucrados en el descenso traen grandes ánimos de pelear, como el Veracruz, el Morelia o el mismo Necaxa.

Estoy seguro que de aquí a mayo en que termina la competencia, tanto en la Liga como en el torneo de Copa vamos a presenciar grandes duelos, con figuras que alcanzarán su consolidación, del tipo del mexicano Hirving Lozano.

Qué gusto. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo