A balón parado

Antes que Paco se tendrían que ir "Billy", "Yayo" y "Charly"

Mejor que este Cruz Azul no llegara a la final de la Copa Mx. Conociendo a su directiva y a su sector duro de aficionados, ese hecho hubiera tendido una perjudicial cortina de humo.

Mejor que los malos resultados desnuden la triste realidad de un equipo pesimamente armado y desarreglado desde hace ya varios años.

El Cruz Azul está eliminado de la Copa Mx y en el torneo de Liga tiene muy complicada, casi imposible, la calificación a la Liguilla. Faltan 6 partidos, lo que es 18 puntos en disputa. Tienen tan solo 10 unidades. Tendrían que ganar al menos 5 de esos 6 encuentros para ponerse en posición de acceder a la fase final.

En serio, démoslo por un hecho. El Cruz Azul no va a clasificar y otra vez se quedará muy pero muy lejos de disputar un título que se le niega desde hace 20 años.

Lo único que le va a quedar a este equipo al final del torneo es una vergonzosa y pesadísima losa: la del descenso. Es muy en serio que el equipo propiedad de la cooperativa cementera se puede ir a al oprobio durante el próximo año.

Es una realidad que la llegada del español Paco Jemez no ha funcionado. Pero tampoco ha redituado nada el trabajo del máximo responsable del proyecto deportivo, el ex jugador y ex entrenador Eduardo de la Torre.

No hay mérito alguno en eso que tanto nos han querido traducir como rasgo positivo: el equipo tiene llegada, pero carece de contundencia… Ya que le paren con eso. Tras casi 20 partidos oficiales con el actual entrenador (incluida la Liga y la Copa), esto no es algo que pueda transformarse en virtud. Esto es un dañino defecto.

Pero también cada día estoy más convencido que el problema de este equipo no es Paco Jémez o al director técnico que pongan… El problema empieza con la presidencia del club, con Guillermo Álvarez Cuevas y los incompetentes colaboradores que designa. Y, por supuesto, del promotor o promotores que hacen su negocio cada seis meses, con tanto movimiento de refuerzos inútiles. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo