A balón parado

Tres tarjetas rojas contra los detractores del VAR

Después de la decisión que tomó ayer la Comisión Disciplinaria, ¿alguien en sus cinco sentidos puede aseverar que al futbol mexicano no le hace falta con urgencia la implementación del famoso VAR?

Tres expulsiones injustas que terminaron por afectar sensible y ostentosamente el rendimiento de cuando menos dos de los tres equipos que las padecieron: las Chivas, que perdieron a su líder en zona defensiva; el Atlas, que perdieron a su baluarte en la zaga central.

El América fue el otro equipo afectado aunque al final el triunfo conseguido ante el Lobos BUAP le quita un tanto la gravedad al asunto.

Los dos equipos tapatíos en cambio sí se descompusieron, teniendo que mover sus piezas de forma apresurada. Todo por errores de apreciación de los árbitros. Errores que se hubieran corregido con la revisión de una sola de las cuatro o cinco repeticiones con distintos ángulos que normalmente nos ofrecen las televisoras. Es decir, con el VAR, o el video arbitraje en marcha, esto simplemente no se hubiera presentado.

Que el VAR no es perfecto, que no acaba con todas las decisiones injustas, que los jueces involucrados en todo el proceso pueden también equivocarse… Está claro que sí. Pero de entrada se corregirían muchísimos errores.

Que a los árbitros le termine la Comisión Disciplinaria por enmendar la plana uno o dos días después, con un actuar “de oficio”, no es nada honroso. Es decir, ya hay un VAR actuando, pero resulta que de forma retardada.

Entiendo que el presidente de la Comisión de Arbitraje de la FMF, Arturo Brizio, está de acuerdo en esto. Pero no me queda muy clara la posición del presidente de la Liga Mx, Enrique Bonilla o del mismo presidente de la FMF, Decio de María.

Si la respuesta es que están de acuerdo con la puesta en marcha de este mecanismo para el próximo torneo, el que empezará en enero del 2018, ya van un poco lentos. No está nada mal, por lo pronto, llevar una estadística de los casos en los que debió haber intervenido.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo