A balón parado

Al América no le queda más que la autocrítica

El América mandó el mensaje de que el frío y la lluvia que a estas alturas del año todavía minan los huesos de los extraños en Toronto, no le iba a afectar. Pero resultó todo lo contrario. El equipo local, representante de la MLS, los derrotó por 3 goles a 1 y los tiene a nada de impedirles el pase a la final de la Concachampions.

Perder un partido de ida de semifinales por este marcador no puede llevar a ningún análisis positivo. Aunque el equipo mexicano haya gozado de varias ocasiones de acortar distancias en el marcador. Aunque las condiciones climatológicas no hayan sido las ideales.

No todo está perdido, evidentemente. En el juego de vuelta en el Estadio Azteca se puede ganar por diferencia de hasta tres goles. Pero para conseguir esto, los americanistas tendrán que alejarse de un discurso que tiende a cifrarse en la queja y en el lamento. Su posición debe ubicarse a partir y sólo en la autocrítica.

Esto lo veremos a partir de hoy, cuando regresen a la Ciudad de México Miguel Herrera y sus dirigidos.

¿Qué hizo que el América fuera superado por el Toronto FC? Estaría muy bien escucharlo de forma amplia por el Piojo Herrera y verlos en los próximos días absolutamente concentrados en superar a los canadienses. Inclusive dejando de lado un poco la Liga, en la que es seguro estarán en la Liguilla.

En el torneo mexicano faltan solo cuatro partidos para concluir la fase regular del torneo. Las Águilas marchan en cuarto lugar, con 24 puntos. Tres unidad por debajo del superlíder Toluca. Basta un punto para literalmente asegurarse un sitio entre los 8 que entran a la disputa del título.

Sus rivales en estas cuatro últimas jornadas serán Necaxa, Monterrey, Puebla y Santos… No deberán de tener ningún problema, con el amplio plantel que poseen, para agenciarse entre uno y tres puntos. Así que bien pueden concentrar sus mejores elementos para ganar con amplitud al Toronto FC. Espero no los hagan menos.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo