A balón parado

Una Liga y unos propietarios ajenos a los tiempos que corren

Ni la Liga Mx, ni los propietarios de equipos, ni las televisoras que pagan millones de pesos cada año por los derechos exclusivos de transmisión de los partidos, están preparados para enfrentar la realidad que involucra a distintas redes sociales en nuestras actividades y necesidades de información cotidianas.

No hay un discurso articulado ante esto que tan bien hemos documentado en los últimos días en La Afición. Algunos partidos de la Liga Mx, los más atractivos, se están viendo mucho más en Facebook que en la propia pantalla convencional. La calidad de la señal está resultando secundaria para miles o hasta millones de usuarios. Lo que quieren es oportunidad y van a recurrir a quien se los pueda ofrecer.

Me sorprende que ni la Liga, ni los dueños de equipos, ni las televisoras que tanto dinero invierten estén atentos a esta necesidad de tantos usuarios y a las opciones casi incontrolables para difundir una señal por estas redes sociales.

Al día de hoy la Liga Mx no tiene una aplicación para tableta o celular en donde, pagando, se puedan ver en vivo o a la hora que sea los 9 partidos que componen cada jornada... y también los juegos de otras jornadas... o resúmenes o entrevistas o lo que sea que pueda ser catalogado como un buen contenido para un público ávido de contenidos originales y, repito, oportunos.

En fin, un tema más para una Liga que ambiciona crecer hasta convertirse en la mejor del continente. No es un asunto fácil de abordar desde ningún ángulo... desde el legal está plagado de lagunas...

Esto del Facebook distribuyendo contenidos de futbol con derechos, distribuido por miles de usuarios (tantos como a los que se les ocurra vincular su red a su televisora) puede llevar a una seria crisis a un modelo que se había establecido como inexpugnable. Lo mejor que pueden hacer las partes afectadas es tomárselo en serio lo más rápido que puedan.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo