A balón parado

La jugada maestra del representante del "Chicharito"

Javier Chicharito Hernández pudo haber estado comprometido ya con otro equipo cuando al Real Madrid le surgió la necesidad de sus servicios… con el Sunderland, con el Stoke City, el West Ham o con cualquiera de los varios equipos de la Liga inglesa que pensaron en él como refuerzo accesible y de garantías.

El rechazo del nuevo entrenador del Manchester United, Louis van Gaal fue evidente y público desde que llegó a tomar las riendas de este equipo. Desagradable, por las arrogantes formas, inclusive. Se sabía ya desde hace varias semanas que el mexicano tenía que buscar un nuevo plantel a riesgo de no ser convocado ni como suplente.

Pero Javier y su representante Eduardo Hernández supieron aguantar a que el mercado viviera las horas de cierre. Finalmente, Chicharito tenía contrato con uno de los clubes de mayor prestigio del continente. No había tanto apuro.

Fue, al final, una jugada maestra. Con garantías ciertamente pues varios de los equipos más poderosos necesitaban un hombre con sus características. Serían la Juventus o el Valencia o el Arsenal (que perdió al francés Giroud por lesión en los últimos días)… pero nadie imaginaba que aparecería el Real Madrid.

Lo reconoció el mismo Emilio Butragueño al acompañar a Javier en su presentación ante los medios ayer en Madrid. Tenían apenas días de haber establecido contacto con él, aunque le dieran seguimiento desde hace mucho tiempo.

Los Hernández pues, Javier y Eduardo, tuvieron suerte y todo lo que usted más quiera ponerles… Pero supieron jugar de forma extraordinaria, ejemplar sin duda, sus cartas. Esto habla de que saben muy bien cómo funciona el mercado. Esto ilustra que Javier está en muy buenas manos.

Si algo ha tenido de forma constante Chicharito es una gran imagen, asociada a un comportamiento irreprochable. Y en la cancha puede y debe pelear por la titularidad. El francés Benzema es muy bueno, pero tiene flaquezas. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo