A balón parado

La inexplicable caída financiera del Pachuca y León

Habría que entender muy bien cómo interpretar reportes económicos como el que empezó a difundirse ayer miércoles en relación al valor de la inversión de Carlos Slim o su empresa América Móvil, en el Pachuca y el León.

La cabeza periodística con la que muchos portales dieron a conocer esta información resultó muy alarmante: “Inversión de Slim en clubes Pachuca y León vale 90 por ciento menos”, tituló, por ejemplo, CNN Expansión.

Esto se fundamenta en el reporte financiero del cuarto trimestre del 2014 de la empresa América Móvil que se difundió el pasado martes.

Resulta entonces que el 30 por ciento que Slim invirtió en el Pachuca vale ahora 33.9 millones de pesos, un 89 por ciento menos desde los 308.3 millones de pesos que pagaron en agosto de 2012.

De acuerdo a la nota citada, el valor de la participación le da a los Tuzos, copropiedad de Slim junto con Jesús Martínez Patiño, un valor mayor a los 113 millones de pesos.

América Móvil posee también el 30 por ciento del León, porcentaje que al 31 de diciembre del año pasado valía 10.8 millones de pesos, un 92 por ciento menos que los 135.7 millones de pesos que pagó Slim hace dos años y medio.

Con estos datos, el Club León (también copropiedad de la familia Martínez) valdría en total 36.1 millones de pesos.

Esa es la información. Lo que nadie atina a entender es la razón de esta depreciación.

El León ha sido dos veces campeón del futbol mexicano desde que Slim es socio de Jesús Martínez. Y los Tuzos llegaron a una final y son un equipo competitivo, protagonista importante.

La única razón que se puede exponer para explicar esta baja es la de que Pachuca y León decidieron alejarse de la televisión abierta firmando contratos con televisoras restringidas.

Imagínense si estos datos pudieran trasladarse a equipos como el Cruz Azul o las Chivas que llevan años sin ganar campeonatos.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo