A balón parado

Ya se puede pensar en la Liguilla

Los ánimos están, ahora sí, para pensar y gozar en la Liguilla. Superado el transe de ver a la selección nacional a punto de quedar eliminada del Mundial de Brasil 2014, queda el espacio suficiente como para volver al escenario doméstico, ese que a veces muy a regañadientes, pero siempre mueve pasiones.

Veo favoritos al América sobre los Tigres; al Santos Laguna sobre el Querétaro y al León sobre el Morelia. Pero no al Cruz Azul por encima del Toluca. En esta última serie es en donde no pondría como favorito al equipo mejor clasificado.

Y me explico. A los dirigidos por Guillermo Vázquez les falta justo lo que a los de José Saturnino Cardozo les puede sobrar: gol.

Con la figura cruzazulina, Christian Giménez, en horas bajas, a los cementeros difícilmente les alcanzará para llegar a semifinales. Pese a contar con el ecuatoriano Joao Rojas o el camerunés Achille Emana. Y sí, tampoco hay que contar demasiado con el argentino Mariano Pavone.

Es cierto que han mejorado en zona defensiva y el colombiano Luis Amaranto Perea y Jair Pereira otorgan mucha seguridad (ya no decir del portero Jesús Corona), pero la elaboración ofensiva de los azules es muy endeble y otorga pocas garantías.

En cambio el Toluca fue el mejor ataque, con el paraguayo Pablo Velázquez en plan de goleador del campeonato. Y en la Liguilla buscar los goles es lo que mejor resulta para avanzar...

rafael.ocampo@milenio.com