A balón parado

Improvisación y contradicciones en la supuesta alineación de Osorio

Si hoy en la noche se confirma que el seleccionador Juan Carlos Osorio saldrá a enfrentar al representativo de Costa Rica con una línea de cuatro defensores, tres de los cuales son zagueros centrales de cotidiano en sus respectivos equipos, el colombiano habrá caído nuevamente en severas contradicciones.

La información que ha trascendido es que Osorio prepara una línea defensiva con Néstor Araujo, Carlos Salcedo, Héctor Moreno y Miguel Layún. Es decir, no habría un lateral izquierdo natural en su formación. Recordemos que el entrenador de alguna manera impugnó el que un derecho natural como Layún fuera habilitado por izquierda (aunque él mismo en los hechos se ha echado para atrás).

¿Qué hará Osorio? ¿Colocar a Layún por derecha y a Salcedo habilitarlo como lateral por izquierda? Puede ser... Pero eso exhibiría la lentitud del ahora jugador de la Fiorentina en la Liga italiana. En el centro del área quedarían Araujo y Moreno, cada quien en su perfil. En todo caso resultará todo un experimento, impropio de una selección que debería tener a estas alturas del proceso una formación mucho más acabada, resistente inclusive a las ausencias por lesión.

El otro experimento es el de la habilitación en ataque de dos jugadores que actúan como centros delanteros: Chicharito Hernández y Oribe Peralta, sacrificando el desborde y desequilibrio de un extremo natural. Esto último uno de los valores se supone que más preciados en la filosofía del verborraico entrenador. Pero bueno, se ve que las jerarquías pesan a la hora de decidir titulares y suplentes. Nada que un cambio necesario no pueda resolver. Y así todos contentos.

Pero no es esto lo que se espera de Juan Carlos Osorio. De él se esperan decisiones lógicas y firmes, congruentes además con lo que habló en el campo de los conceptos futbolísticos. Hoy en la noche lo primero será ver a qué juega este equipo del que se espera tanto.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo

Si hoy en la noche se confirma que elseleccionador Juan Carlos Osorio saldrá a enfrentar al representativo de CostaRica con una línea de cuatro defensores, tres de los cuales son zagueroscentrales de cotidiano en sus respectivos equipos, el colombiano habrá caídonuevamente en severas contradicciones.

La información que ha trascendido es queOsorio prepara una línea defensiva con Néstor Araujo, Carlos Salcedo, HéctorMoreno y Miguel Layún. Es decir, no habría un lateral izquierdo natural en suformación. Recordemos que el entrenador de alguna manera impugnó el que underecho natural como Layún fuera habilitado por izquierda (aunque él mismo enlos hechos se ha echado para atrás).

¿Qué hará Osorio? ¿Colocar a Layún porderecha y a Salcedo habilitarlo como lateral por izquierda? Puede ser... Peroeso exhibiría la lentitud del ahora jugador de la Fiorentina en la Ligaitaliana. En el centro del área quedarían Araujo y Moreno, cada quien en superfil. En todo caso resultará todo un experimento, impropio de una selecciónque debería tener a estas alturas del proceso una formación mucho más acabada,resistente inclusive a las ausencias por lesión.

El otro experimento es el de lahabilitación en ataque de dos jugadores que actúan como centros delanteros: Chicharito Hernández y OribePeralta, sacrificando el desborde y desequilibrio de un extremo natural. Estoúltimo uno de los valores se supone que más preciados en la filosofía delverborraico entrenador. Pero bueno, se ve que las jerarquías pesan a la hora dedecidir titulares y suplentes. Nada que un cambio necesario no pueda resolver.Y así todos contentos.

Pero no es esto lo que se espera de Juan Carlos Osorio. Deél se esperan decisiones lógicas y firmes, congruentes además con lo que hablóen el campo de los conceptos futbolísticos. Hoy en la noche lo primero será vera qué juega este equipo del que se espera tanto.