A balón parado

El imposible cierre de torneo de las Chivas

No había de otra, pero al mismo tiempo es la mejor decisión. Así puede resumirse la llegada o el regreso de José Manuel de la Torre a la dirección técnica de las Chivas.

El ex entrenador de la selección mexicana de futbol, el hombre que muchos pensaban proyectaría al Tri a su mejor Mundial fuera de casa y que terminó reventado por los pésimos resultados obtenidos en la eliminatoria, está nuevamente en casa, en el equipo en el que logró su primer campeonato como técnico.

Le quedan al Guadalajara seis partidos en este campeonato. El pospuesto por el mal estado de la cancha del Tecnológico, de la fecha 8, contra los Rayados del Monterrey. Nada sencillo pues los dirigidos por Carlos Barra están peleando el superliderato al América y suenan como uno de los favoritos a quedarse con el título.

Además visitarán al León, apenas se reanude el campeonato tras la Fecha FIFA que postergará la Liga durante una semana. Justo cuando los de Gustavo Matosas vienen de ganar de visitantes al Querétaro y estarán jugándose todo ante los rojiblancos.

Después, en la fecha 14 recibirán en su cancha a los Xolos de Tijuana, que con Daniel Guzmán a la cabeza no terminan por resignarse a quedar fuera de la Liguilla. En la fecha 15 jugarán en el Estadio Azteca el Clásico contra el América. En la 16, reciben a los complicados Tigres del Tuca Ferretti, el mejor equipo como visitante. Y en la última jornada estarán de visita en Morelia que quién sabe si para entonces siga siendo el peor equipo del torneo, pues alguna reacción ha mostrado con la llegada del Profe Cruz.

Nada sencillo. Muy complicado. ¿Cuántos de estos 18 puntos en disputa se compromete a obtener el Chepo de la Torre?

Luego, sobre qué criterios y sobre qué presupuesto vendrá la inmediata reconstrucción de este equipo. ¿Veremos rodar de inmediato las piernas de los flojos, de los que no corren como saben y deben?

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo