A balón parado

Un día triste para el aficionado Chiva

Que los partidos de las Chivas no se vayan a ver en televisión abierta no es un tema sencillo de digerir.

Por más que el propietario de los rojiblancos, Jorge Vergara, salga a intentar tranquilizar a los millones de seguidores de su equipo, diciéndoles que no se verán afectados, no veo cómo se va a conseguir esto.

Hubiera resultado ideal que ayer que tanto Televisa como las Chivas decidieron hacer público su rompimiento se le ofreciera a esos aficionados al futbol (por parte de Vergara, claro está), una alternativa certera y precisa. Pero no sucedió así.

Nadie sabe bien qué es lo que va a intentar Vergara. Que si las Chivas tendrán su propio canal de televisión, pero nadie sabe por dónde y cómo se verá. Lo que sea que se arme de aquí a que empiece el siguiente torneo tendrá que ser de paga.

Se dice también que con ese canal de televisión propio, Vergara intentará vender su señal a televisoras que estén dispuestas a pagarle lo que pida. Ya lo veremos. Pero lo más factible es que si esto sucede también sean canales de paga los que entren en la negociación.

En una negociación entre particulares es muy tonto intentar meterse. Sobre todo cuando no se conocen las cifras que se manejaron de uno y otro lado. Sus razones habrá tenido Televisa para no acceder a las pretensiones de Vergara. Y viceversa.

Lo que sí debe obviarse es que habrá millones de afectados que tendrán que pagar por lo que antes recibían podría decirse que "gratis".

Quizá estamos viviendo el arranque de una nueva era en el futbol mexicano, una en la que cualquier espectador televisivo tendrá que pagar su boleto de entrada a esa caja mágica. Ya en Monterrey, los partidos de Rayados y Tigres solo se pueden ver en vivo a través del Pago Por Evento, pero al resto del país se difunden en tele abierta.

A mí como sea me parece un día triste para los millones de aficionados rojiblancos que no contemplaban un gasto extra para seguir atentos a lo que haga su equipo.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo