A balón parado

Lo que hace La Volpe para que no lo corran

Así como que el América de Ricardo La Volpe esté impactando por su juego vistoso, arriesgado y ofensivo no hay demasiadas muestras. Contra los Pumas, en el debut del veterano entrenador, ganaron con muchos apuros gracias solo a los dos goles muy tempraneros que anotaron.

Luego vino un partido de la Copa Mx, ante el Veracruz, de eliminatoria directa en el que tampoco pudieron mostrarse como al entrenador le gustan sus equipos… Y, finalmente, la noche del pasado sábado ante los Rayados del Monterrey dieron un segundo tiempo inmerecido de los postulados o filosofía futbolística del argentino.

Lo importante aquí es saber qué ha impedido que el América juegue como se le prometió a sus aficionados hace ya unas semanas cuando se despidió al anterior entrenador, Ignacio Ambriz.

¿Es por falta de adaptación al sistema del Bigotón? ¿Diez días de trabajo no son suficientes como para que los jugadores entiendan que hay que atacar de forma continua, con las líneas adelantadas? Siendo el entrenador una figura más que conocida en el medio y por la mayoría de sus nuevos jugadores, creo que diez días (o los que lleve al frente del equipo), son suficientes.

El asunto es que al viejo La Volpe le ha ganado un poco la astucia, o la maña o por qué no decirlo: el miedo también.

Conviene recordar que en su primera y lejana experiencia como entrenador del América, La Volpe fue echado tras caer ante Puebla, una semana después de ser goleado (5-0 si no me equivoco) por las Chivas.

El viejo zorro que ahora es La Volpe va a hacer hasta lo imposible para que no le pase lo mismo. No importa que ello implique jugar al contragolpe, o al pelotazo, o con casi todo el equipo en propia cancha.

Aún así, el América se ha rezagado en la tabla de posiciones y si bien no creo que peligre su posición en la Liguilla, nunca va a encontrar el momento para distenderse y jugar a agradar. Este campeonato el América jugará a ganar, con un La Volpe traicionándose un poco. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo