A balón parado

¿Por quién habló "Ramoncito"?

El mensaje del entrenador interino de las Chivas, Ramón Morales, fue muy claro. Al término del partido que perdieron contra el Atlas, la tarde del domingo pasado, dijo:

“Ángel Reyna tiene una gran capacidad, mucho talento, pero alguien que tiene capacidad y talento si no corre no sirve, el equipo está en una situación complicada, y todos tienen un mal día, pero si no corres no es negociable, vi que no estaba haciendo el esfuerzo y salió”…

¡Sopas!

Qué carácter el de Ramoncito.

Pero suponiendo que este tipo de juicios y análisis, y esa manera de lanzar estas críticas en público, formara parte de lo que siempre vimos en un más bien muy, pero muy, tímido Ramón, ¿qué no conocía ya el estilo de juego de Reyna?

Y si es así, si de antemano sabe que no es lo de Ángel el matarse sobre el terreno de juego, ¿para qué lo puso de titular en un partido tan importante por el tipo de rival y por el momento en el que los rojiblancos están, casi al fondo de la tabla de descenso?

Por otro lado, ¿qué no es tarea principalísima de un entrenador sacar lo mejor de cada jugador? ¿No es lo que hace y ha hecho con tanto éxito, por ejemplo, Tomás Boy, el entrenador del Atlas?

Sé que me puedo equivocar, pero creo que Ramón Morales fue el simple vocero de Néstor de la Torre, quien llevaba horas como presidente del equipo. Creo que esa crítica a Reyna no se le ocurrió al brillante ex jugador de las Chivas, esto es la punta de lanza del discurso de Néstor y del Chepo de la Torre, de quien se dice sería presentado hoy como el nuevo entrenador.

Es fácil anticipar pues que al Guadalajara llegarán dos generales dispuestos a disciplinar a todos y a tomar medidas, de forma ostentosa y pública para que se percate todo mundo de que hay nuevos jefes.

Primero la disciplina y el orden, después un sistema de juego efectivo, que no regale nada y que busque eficientar los buenos momentos. Si las cosas empiezan a salir bien, poco a poco, en uno o dos torneos más puede que llegue el buen futbol.

No había de otra en Chivas más que esta medicina.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo