A balón parado

Que se le hable con la verdad al aficionado

Tendrá que trabajar muchísimo Miguel Herrera con los jugadores que decidió llamar para la Copa América. Y el gran problema es que no tendrá tiempo para ello.

Al final todos los experimentos que hizo el Piojo en los partidos de preparación no explican la convocatoria que se dio a conocer la tarde de ayer.

Olvidémonos de los porteros, con los que no debería haber ningún problema pues, sobre todo los dos primeros, garantizan calidad y competencia: José de Jesús Corona y Alfredo Talavera. El rol de Édgar Melitón Hernández como tercero se antoja inclusive el adecuado.

Revisemos sí las siguientes líneas, empezando por las de los cinco defensores centrales. El veterano Rafael Márquez con Hugo Ayala, Miguel Ángel Herrera, Carlos Salcedo y Julio César Domínguez. No se puede documentar precisamente compenetración entre ellos.

Los carrileros son cuatro: Gerardo Flores y George Corral, por derecha y Adrián Aldrete y Efraín Velarde, por izquierda. No suenan nada intimidantes sobre todo cuando se tienen que incorporar al ataque.

En labores de contención estarán Juan Carlos Medina, Mario Osuna y Javier Güemez. Uno de ellos. Por los costados, en labores ofensivas: Javier Aquino y Jesús Corona, además de Luis Montes y Marco Fabián.

La línea que quizá deje mayores dudas es la de los delanteros: Raúl Jiménez, Eduardo Herrera, Enrique Esqueda y Matías Vuoso.

La Copa América empieza el 11 de junio. En un mes. Este equipo tendrá dos o tres partidos de preparación.

¿De verdad cree Miguel Herrera que en este tiempo se puede armar un equipo competitivo como para aspirar a ganar este torneo?

Creo que se le tiene que empezar a hablar a los aficionados con pleno realismo. No se pueden confundir los deseos con lo que implica en este mundo del futbol un análisis verídico de las posibilidades.

¿O va a salir el Piojo a decir que con este equipo se puede ser campeón?  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo