A balón parado

Que hable el ‘Chicharito’ y el tema se resuelve

Este revuelo que se ha generado en la últimas horas por lo de que si el Chicharito pudo y debió haber jugado la Copa América, o en todo caso tanto ese torneo como la Copa Oro, empezó con una pregunta mía a Eduardo Hernández, el representante del jugador.

La respuesta de este hombre, al que entrevisté al lado de Gerardo Velázquez de León y Ricardo Magallán el lunes pasado en TVC Deportes, fue reproducida casi de inmediato por laaficion.com y record.com. Muy bien relatada, por cierto por ambas plataformas, citando tal cual lo que Hernández respondió.

El punto es que al día siguiente, cuando en la ciudad de Orlando sale Miguel Herrera a dar una nueva conferencia de prensa, alguien que retoma la nota le plantea algo así como (no he podido escuchar la pregunta completa), que el Chicharito quería jugar la Copa América.

Bueno, pues eso no dijo nunca Eduardo Hernández. O no al menos en la entrevista que le hicimos.

Lo que este promotor o representante dijo es que no había ninguna prohibición o candado para que su jugador pudiera haber sido convocado a los dos torneos. Pero nunca afirmó, ni planteó, que ellos hubieran querido ir a un torneo específico o a los dos. Al contrario, dejó claro que su representado necesitaba días de vacaciones, que en su caso los tomó apenas terminó su participación con el Real Madrid.

Que en la respuesta de el Piojo, para variar, hay desaciertos cuando dice que no supieron con quién dirigirse (si el Real Madrid o el Manchester United) para precisar lo que harían con el jugador, es verdad.

Pero el propio Herrera en su larga respuesta da con el punto clave de esta historia: ¿qué quería el propio Chicharito?

Todo indica que a él le agradó el plan que le presentaron: vacaciones, convocatoria a la Copa Oro. Y ya.

Además en la selección siempre se mantuvo el discurso de que al torneo de la Concacaf se acudiría con el equipo estelar.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo