A balón parado

Para ganar en México hay que gastar

Tigres y América son casi con toda seguridad las plantillas que más valor tienen y que más cuesta sostener en el futbol mexicano. Pero no las únicas. Ahí están, como para recordarnos que en este deporte no basta con tener dinero para alcanzar el éxito, las inversiones que realizan también equipos como los Rayados de Monterrey y el Cruz Azul, que ni a la Liguilla pudieron entrar.

De los otros dos semifinalistas, Toluca y Pumas, puede decirse que se sitúan en un rango medio en cuanto al dinero que utilizan para armar sus planteles. Un poco más arriba los de la capital del Estado de México que los universitarios, eso sí. Pero no por mucho. Desterremos eso sí esa idea fija por ahí en algunos de que la nómina mensual de Pumas es barata.

Desde esta perspectiva económica pues, también son favoritos para llegar a la final los equipos que en esta ronda de semifinales cerrarán de visitantes el próximo domingo. En un material que les presentamos en la edición impresa de La Afición de este martes, podremos acercarnos a estos números.

El tema es que cada día queda más claro que quienes pretendan dominar o ganar títulos en el futbol de nuestro país tienen que invertir. Ya no hay espacio para los equipos cenicienta. Aún las nóminas de los equipos más modestos, como Dorados o Puebla o Jaguares, terminan siendo muy onerosas.

No está nada mal que el futbol mexicano se iguale en estos terrenos. En casi todas las Ligas europeas de primer orden hay uno, dos o máximo tres equipos, que se gastan lo que el resto ni sueñan. Pasa también en espectáculos de otro nivel como en la Fórmula Uno, donde hay una o dos escuderías destinadas a ganar. Aquí no, aquí importa y pesa mucho la capacidad y el trabajo de directivos, entrenadores y jugadores. No creo que la nómina más alta llegue a triplicar la del club que presenta la más baja. Puede sonar todavía una distancia muy grande, pero si se compara con la de otras Ligas, no es nada. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo