A balón parado

Estos señores son los únicos que realmente ganan en el futbol

Se sabía ya que en la compra-venta de un futbolista más cuantiosa de la historia, la del joven francés Paul Pogba, habría un gran ganador fuera de cuadro.

Pero creo que pocos esperaban que este personaje, llamado Mino Raiola, terminara embolsándose al final de la operación 27 millones de euros de comisión.

Esta cifra no aparece por alguna filtración, la dio a conocer el martes pasado, el director general de la Juventus, Giuseppe Marotta. El equipo italiano fue el vendedor de la carta de transferencia de Pogba, en un monto de 105 millones de euros. El equipo comprador fue el Manchester United de la Premier League inglesa.

En este periodo veraniego de transferencia, el señor Raiola (que se hizo conocido por representar al sueco Zlatan Ibrahimovic), obtuvo 11 millones de euros más de ganancias por su intervención en las ventas de Mkhitaryan e Ibrahimovic, curiosamente también al Manchester United.

¡38 millones de euros de comisión! Por no hacer más que una labor de intermediación: representación y asesoramiento.

Con montos mucho más modestos, pero al final igual de escandalosos por el cuestionable rol que representan, en el futbol mexicano operan una buena cantidad de promotores o representantes de futbolistas.

Los periodistas ubicamos a estos hombres, los vemos operar, llegamos hasta hablar con ellos. Pero su labor siempre está cubierta por el misterio interesado que rodea los negocios irregulares. No hay transparencia. Aunque directivos y jugadores saben perfectamente en qué consiste su participación pues a ellos les terminan pagando sumas onerosas, nunca se sabe. No sé si lo sepa también el Sistema de Administración Tributaria, el temido SAT.

¿Se imaginan cuánto han ganado por comisiones estos señores tan solo en los últimos 10 años? Me atrevo a decir que son los únicos que ganan sin hacer casi nada en el futbol mexicano.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo