A balón parado

Los siete que han ganado más que un juego en Ámsterdam

De aquellos integrantes de la selección mexicana de futbol que consiguió el campeonato del mundo Sub 17, en el 2005 en Perú, tres estuvieron presentes la noche del miércoles pasado en la Ámsterdam Arena, en el triunfo del Tri por 3 a 2.

Son Giovani dos Santos, Adrián Aldrete y Carlos Vela. Y seguramente, de haberse encontrado en plenitud de forma, un cuarto se hubiera añadido: el defensor Héctor Moreno, que juega ahora para el Español de Barcelona y apenas lleva unos días entrenando tras la fractura que sufrió en el Mundial de Brasil.

¿Son pocos? ¿Son muchos en un 11 titular?

Habría quienes añadirían a esta generación a Javier Chicharito Hernández, contemporáneo de los cuatro citados y que estuvo cercano a integrar ese representativo que tan bien dirigió Jesús Ramírez.

Pero si uno revisa que fueron 20 aquellos muchachos que le dieron a México su primer gran triunfo mundial en el futbol, por supuesto que son pocos. Y por el bajo estado de forma y el poco desarrollo que han alcanzado, cualquiera de esa lista que se mantiene activo, quizá no aparezca nadie más.

Ni Édgar Andrade, quien juega para el Veracruz… Ni Enrique Esqueda, que ha cobrado nueva vida en el Atlas… Ni Efraín Juárez, que quiere recuperar su nivel ahora con el Monterrey. Ninguno de ellos parece estar en la mente de Miguel Herrera en este proceso.

Menos un Patricio Araujo que es muy factible termine siendo cedido o vendido por las Chivas… O un César Villaluz, o un Jorge Hernández o un Éver Guzmán o un Christian Sánchez o un Omar Esparza.

En Ámsterdam, además de los ganadores del Mundial Sub 17 de Perú, estuvieron algunos de los que se quedaron con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Héctor Herrera, Raúl Jiménez, Diego Reyes, Miguel Ángel Ponce y, repitiendo, Giovani dos Santos.

Seguro para estos 7 jugadores mexicanos exitosos no fue la gran cosa vencer a los holandeses en su catedral futbolística. Qué bueno.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo