A balón parado

El futbolista mexicano más caro de la historia

Si Raúl Jiménez cuesta o vale los 22 millones de euros que se dice le pagó el Benfica al Atlético de Madrid, para quedarse con el 100 por ciento de su pase, solo el mercado lo sabe.

No me espanta para nada esa suma. En este futbol de nuestros días existen muchos factores ajenos a lo estrictamente futbolístico que terminan por inflar el precio de las cartas de los jugadores.

Es verdad que lo que hasta el momento ha realizado este delantero mexicano en el futbol europeo, por lo demás no es como para que se hubiera cotizado al alza. Y decir esto no es ser antimexicano o antipatriota o cangrejo. Es, insisto, la pura realidad.

Jiménez se fue del América al Atlético de Madrid del Cholo Simeone donde no pudo ser titular. No solo eso, nunca se adaptó al estilo de este equipo. Es decir, no lució. No metió casi goles y sí le llegaron a dar minutos importantes.

Lo prestaron al siguiente torneo al Benfica de la Liga portuguesa. Ahí estuvo el último año. Tampoco pudo consolidarse como titular, aunque mostró mejores cosas cuando ingresó a la cancha.

Que el equipo portugués esté dispuesto, según las versiones periodísticas que circularon ayer en México, a adquirirlo en esa suma, no debe más que llevar a un cuadro de exigencia para el jugador.

Raúl tendría que verse obligado a dar su máximo rendimiento y a consolidarse como la figura que dos años de adaptación al futbol europeo obligan. Es joven y tiene extraordinarias condiciones para realmente triunfar e inclusive dar el salto a uno de los grandes de Europa.

Por lo pronto, qué gusto que un futbolista mexicano pueda llegar a alcanzar esta cotización. Ni por el Chicharito se ha pagado tanto. Ni por Giovani. Ni por Carlos Vela.

Vamos a ver si en los próximos meses jóvenes como Hirving Lozano, Rodolfo Pizarro, Jürgen Damm o el propio Érick Gutiérrez (todos en su momento con los Tuzos del Pachuca), son "vendidos" en sumas que de verdad ilustren que el mercado europeo trata con mayor respeto y aprecio lo hecho en México.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo