A balón parado

La misma película: el entrenador por encima del equipo titular…

Ya estaremos mañana en este espacio comentando cómo le fue a la selección mexicana de futbol en su visita a Puerto España para enfrentar a su similar de Trinidad y Tobago.

Sigue siendo el plantel que dirige Juan Carlos Osorio impredecible, no solo por el funcionamiento que puede otorgar sobre la cancha, sino por las constantes y casi caprichosas modificaciones que hace a sus alineaciones partido a partido.

Sin ser un hecho, pues no es hasta minutos antes de que empiecen sus compromisos que el seleccionador da a conocer su formación inicial, se habla de que hoy por la tarde saldrá con un equipo muy diferente al que puso la noche del viernes pasado ante Costa Rica, en el Estadio Azteca.

Me atrevo a escribir lo que sigue, porque se nota que aunque no lo diga a los cuatro vientos, Osorio deja transparentar sus decisiones, sea porque confía demasiado en ciertos periodistas y él mismo los difunde o porque alguien de su equipo se encarga de filtrar a ciertos medios sus planteamientos.

Lo que sea, hoy se sabe que Alfredo Talavera sustituirá a Guillermo Ochoa en la portería… Y que en la defensa aparecerían tres jugadores que fueron banca en el partido ante los ticos: Jesús Dueñas, Diego Reyes y Oswaldo Alanís… El único que repetiría es Miguel Layún.

En la media cancha Jesús Molina entraría por el lesionado Rafa Márquez. Se sostiene a Jonathan dos Santos, pero entraría Orbelín Pineda en lugar de Héctor Herrera… Y en la delantera se mantienen de arranque Oribe Peralta y Carlos Vela… En lugar del Chicharito (que terminó golpeado) aparecería Raúl Jiménez.

Siete cambios de un partido a otro. Parecen demasiados, tratándose de un enfrentamiento clasificatorio para un Mundial.

Insisto en que sobre el resultado y el desempeño estaremos centrados en la columna de mañana. Pero lo que caracteriza a las grandes selecciones nacionales y a los grandes equipos, es la regularidad y constancia en una alineación titular. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo