A balón parado

¿De verdad la FMF quiere una selección exitosa?

Juan Carlos Osorio no ha sido y quizá no lo sea nunca, el entrenador que sacará ese plus competitivo que tiene la actual generación de integrantes de la selección mexicana de futbol.

Existen directores técnicos en el mundo del futbol que pueden lograr esto. Pero o nos les interesa el proyecto que enarbola la FMF o simplemente no han podido ser convencidos de venir a hacerse cargo del mismo.

Son entrenadores caros o muy caros, por supuesto. Pero si algo tiene la FMF, casi a manos llenas, es dinero. Millones de dólares que salen de su contrato con la empresa que le organiza partidos en Estados Unidos, pero también de una enorme cantidad de patrocinadores, tanto en territorio nacional como en el estadunidense.

Osorio no es un revolucionario del futbol. No es un director técnico exitoso. No es un entrenador codiciado internacionalmente. Viene de dirigir al Sao Paulo, entrenó al Puebla, al Chicago Fire, al Red Bull New York, al Once Caldas (con el que ganó un titulo de Liga), al Millonarios de Bogotá y al Atlético Nacional.

Hay entrenadores más exitosos que han dirigido a la selección nacional. Y tampoco se ha podido dar el salto de calidad.

Si los dueños del futbol mexicano no han sido capaces de contratar a ese entrenador que consiga avances notorios, da absolutamente lo mismo a quién pongan al frente de la selección.

Escuchaba el domingo, cuando las crónicas se volvieron amargas y los comentaristas porristas se volvieron ácidos (o sea cuando Jamaica metió el gol y ganó el partido), que con estos jugadores ni Pep Guardiola, ni José Mouriño, o Antonio Conte o Carlo Ancelotti, podrían hacer nada. Tienen razón, con esos jugadores nadie puede hacer nada…

Pero con los otros, con los “europeos” (aun con todos sus vicios y actitudes de divas), claro que se puede hacer algo más. Pero no con Osorio.

Ahora, me pregunto: ¿De verdad la Federación Mexicana de Futbol quiere una selección exitosa? 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo