A balón parado

Este fin de semana empieza el campeonato

Es matemáticamente incuestionable que los puntos cuentan lo mismo en la fecha 1 que en la jornada 13 que se jugará este fin de semana. Pero nadie podrá negar que es justo ahora, cuando faltan cinco jornadas para que finalice la fase regular del torneo de futbol mexicano, cuando todo empieza a cobrar sentido.

Guste o no guste el tipo de sistema de competencia que se mantiene en la Primera División, lo cierto es que se llega a estas alturas del torneo con todos los equipos con posibilidades de meterse a la Liguilla. Aun el Morelia, que con sus 7 puntos se ubica en el fondo de la tabla, podría meterse a la serie que define al campeón si se enrachara y ganara los 15 puntos en disputa y los clubes que ahora están a media tabla se fueran abajo.

Hoy se puede hablar sólo de cuatro equipos que se han manifestado regulares y superiores: América, Atlas, Monterrey y Toluca. Con plena seguridad se les puede considerar en la Liguilla.

Pero para los otros cuatro lugares a la fase final habría que considerar, seriamente, a diez equipos.

Tigres, Pachuca, Santos y Cruz Azul, que si el torneo terminara ahora mismo ocuparían un sitio en la Liguilla, tienen en el Querétaro, los Pumas, Chiapas, Tijuana, León y hasta en el Puebla, a rivales que los pueden sacar.

Así que aquí empieza lo bueno y lo dramático. Aquí empieza en realidad el campeonato. Ya no sólo llamará la atención la lucha por no descender que han protagonizado Leones Negros, Chivas y Veracruz… Cada partido que se juegue de aquí a finales de noviembre define algo de forma nítida.

Este fin de semana no sólo empezará a cobrar forma la Liguilla, sino que se verá el real potencial de los punteros. Al América, por ejemplo, le vienen rivales como el Monterrey, el Toluca y el Atlas… Además de las Chivas y el Querétaro de Ronaldinho.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo