A balón parado

El fin de los arbitrajes tendenciosos y deficientes

El futbol está por vivir una verdadera y sana revolución. Si el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, cumple con lo dicho, en algún momento del 2017 empezarán a utilizarse cámaras y repeticiones para que las decisiones que toman los árbitros sean lo más justas y correctas posibles.

No se sabe a partir de qué día del próximo año. Hay quienes han dicho que para la temporada 2017-2018 así que podemos situar esto por ahí de agosto o septiembre del 2017. Tampoco se sabe cómo se llevarán a cabo estas revisiones, pero supongo que la experiencia que acumula en este campo el futbol americano en los Estados Unidos, ayudará.

Hasta ahora, la FIFA solo había aprobado la instalación de un sistema de video para revisar la exacta ubicación de aquellos balones que generaran la duda de si cruzaron o no la línea de gol.

Ahora se revisarán también penaltis y expulsiones.

Estamos llegando al fin de las sospechas de arbitrajes corruptos o vendidos. O tendenciosos. Estamos llegando al fin de arbitrajes deficientes. Estamos en el inicio del uso de la tecnología para aplicar justicia en el deporte más popular del mundo.

Habrá que ver qué queda del actual arbitraje y de sus dirigentes. Este gran cambio es inevitable y urgente. En el futbol mexicano fundamental para que la Liga Mx no pierda más credibilidad. Hoy, tras varios meses de trabajo y responsabilidad y poder plenos, se puede decir que el regreso de Edgardo Codesal no ha hecho mejor el desempeño de los árbitros. Los errores no han disminuido, siguen lastimando a unos y a otros cada fin de semana.

La decisión de Infantino llegará a tiempo de evitar un colapso que termine alejando a muchos aficionados del futbol.

Errores de percepción de los árbitros seguirán ocurriendo, la ventaja es que ahora serán corregidos. Se cambiará pues la esencia del juego, eso del error humano que citaban los clásicos y ortodoxos. Una gran revolución.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo