A balón parado

Por fin, Chivas empieza a reaccionar

Con la incorporación de Ángel Reyna, las Chivas ya pueden decir que le han respondido bien al América, que hace unos días se adelantó en el mercado de fichajes presentando al goleador Oribe Peralta como su nueva contratación.

Y es que no sólo por conseguir a Reyna los rojiblancos pueden documentar que se han empezado a mover con energía y buen tino. Habrá que sumar al polivalente Carlos Salcido y al muy buen mediocampista Fernando Arce, que pese a sus 34 años se encuentran en muy buen estado físico y pueden y deben aportar a que el equipo más popular del futbol mexicano, por fin, pueda completar una buena temporada.

Ahora sí Chivas debe presumir que se está armando. Nadie le podrá echar en cara a Jorge Vergara, el propietario de este equipo, que no esté invirtiendo en la llegada de refuerzos de renombre y calidad. Siempre está eso, sí, el argumento de los acérrimos críticos de este hombre que le señalen que no son los jugadores que deberían estar en el Guadalajara o de que llegan o muy veteranos o varios torneos después de cuando mejores sensaciones generaron.

Pero además, el equipo en el que juegan un rol directivo Paco Palencia y Rafa Puente Jr. ha anunciado que vendrán más fichajes de calidad.

Vamos a ver cómo responden ahora no sólo las Águilas, sino otros de los equipos acostumbrados a gastar, como los Tigres, Rayados y el Cruz Azul.

No veo ya cómo el mercado se sacuda intercambiando jugadores en el ámbito local. La contratación de Lucas Lobos a quien los Tigres tienen transferible podría ser… Pero el argentino-mexicano viene de un año nada bueno y no es ya un jovencito para nada.

Así que, para volver al tema que centra esta columna, si las Chivas por ahí cierran la llegada de tres o cuatro jugadores más, de perfil joven pero talentosos, pudieran situarse por mucho como el equipo que más y mejor se reforzó. Esto es lo que quieren los aficionados de este equipo de su directiva. 

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo