A balón parado

Lo que le falta a las Chivas, lo tendrán que comprar

Es cierto que las Chivas han empezado a jugar mejor ahora que las dirige José Manuel de la Torre. Pero también es verdad que ni así son capaces de ganar, aun a equipos que como el Monterrey parecían en franco declive.

Con el Chepo al frente, los rojiblancos presentan los siguientes resultados en la Liga: derrota contra el León 2-1; empate a 3 goles contra Xolos de Tijuana; empate a cero contra América, en el Clásico; otro empate a cero contra Tigres y el sábado pasado, derrota contra los Rayados 1-0.

   De 15 puntos posibles, sólo consiguieron 3. Con 4 goles a favor y 6 en contra.

Les queda el Morelia, de visitantes, lo que anticipa un partido complicado pues los dirigidos por el Profe Cruz querrán igualarlos en puntos, lo que conseguirían si los derrotan.

Bien podría pues darse el caso de que el Chepo no gane un solo partido de los seis que le tocó dirigir desde que regresó al equipo en el que fue campeón por primera vez como entrenador.

El Chepo ha sido capaz de mejorar lo que puede mejorar y esto es su aparato defensivo. Pese a que los goles en contra han provenido de errores individuales muy marcados, el equipo es más ordenado y se planta con más personalidad de lo que lo venía haciendo.

Pero mejorar en la parte ofensiva, con los jugadores que tiene, parece imposible. Ni Omar Bravo ni Aldo de Nigris, Ángel Reyna o canteranos como Carlos Fierro o José Ramírez están a la altura del reto.

Chivas necesita renovar su delantera y para ello tiene que reforzarse con atacantes que, más allá de su historia, se encuentren en un gran momento. Al equipo le hace falta velocidad, desborde, desequilibrio, presencia de área. De nada sirve mentalizarse como un león si no se tienen garras y colmillos afilados.

Tendrán un mes para negociar atacando un mercado muy reducido y demasiado caro. Pero no tienen otra opción.  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo