A balón parado

El falso fracaso de los Tigres

Me revienta esta automática tendencia a echarle en cara a los Tigres el "tremendo fracaso" que representa el que no ganen alguno de los torneos que disputan.

No importa que los dirigidos por Ricardo Ferretti jugaran la final y dieran batalla hasta el último instante. Tal como sucedió la noche del pasado miércoles en Pachuca cuando perdieron la final de la Concachampions que otorga el pase al Mundial de Clubes.

Como son el equipo poderoso, quizá el que más invierte en refuerzos... como tienen al mejor delantero que ha llegado a nuestro futbol en los últimos años (el francés André-Pierre Gignac), como tienen a un portero al que le sobra personalidad y calidad (Nahuel Guzmán), como tienen a un presidente dedicado y comprometido con su proyecto (Alejandro Rodríguez), y para colmo, una de las mejores aficiones del país... Como tienen todo eso, entonces hay que darles con todo.

Si Tigres no gana cualquiera de los torneos en los que participa está condenado a ser considerado un equipo fracasado.

Así no son las cosas. No hay equipos invencibles en el futbol de nuestros días. La Liga Mx tiene a cuando menos seis equipos casi siempre en condiciones muy parejas. En el caso del Pachuca, si bien es ponderable que han apostado por jugadores de cantera de excelente calidad y momento, también es cierto que han sabido invertir en buenos jugadores extranjeros, que no resultaron nada baratos.

No fue una sorpresa que los dirigidos por Diego Alonso, un equipo realmente poderoso, le ganara a los Tigres... Como ya le ganó hace nada a los Rayados del Monterrey una Liga en pleno estadio de los regiomontanos.

No porque gaste más un equipo tiene que ser el favorito siempre. Pero bueno, entiendo las ganas que hay de golpear, de burlarse, de desquitarse del equipo fuerte, del que está marcando tendencias. Es algo que tienen que asumir los Tigres.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo