A balón parado

La falsa modestia de Juan Carlos Osorio

Escucho, veo y leo por todos lados elogios a Juan Carlos Osorio. Y es que como el colombiano ha ganado todos los partidos que ha dirigido a la selección mexicana de futbol, se acepta la idea de que no hay manera de cuestionarle absolutamente nada.

No comparto, como algunos respetados colegas más, este pensamiento.   

Por más erudito que este hombre esté resultando debe insistirse en que su tendencia a las rotaciones extremas, esto de no respetar o repetir un once titular, es un error que no le permite sumar y que a la postre le va a causar más problemas que soluciones.

Cualquier equipo o selección nacional en el mundo ha podido marcar una época o consolidar resultados a partir de un principio básico que consiste en definir un equipo titular.

¿Es sano que en el representativo nacional no se sepa quién es su portero? ¿O usted lo sabe? ¿Ochoa, Talavera o Corona, que todo indica aparecerá hoy ante Jamaica desde el arranque?

Veo que Dunga en Brasil o Pékerman en Colombia o Martino en Argentina, las tres selecciones favoritas junto con México para llegar a la final, no hacen tantos cambios entre un partido y otro. En el caso de los argentinos puede decirse que llevan hasta ciertos años jugando con una alineación que los expertos no tendrían problema alguno en citarla con rapidez.

Veo en Osorio demasiadas ganas de impresionar a todos, de venderse (aunque sea con cierta falsa modestia), como todo un revolucionario de la estrategia y de la táctica. Allá él y sus vanidades. Pero quizá, sólo quizá, en este apartado es en el que se puede explicar que no haya sido un entrenador con tantos títulos o lo que es lo mismo, con más fracasos que éxitos a la hora de entregar cuentas finales.

Vamos a ver cómo evoluciona esto. En una de esas con este sistema Osorio llega a la final del 26 de junio en Nueva Jersey y la gana. Y entonces sí, ¿qué se le podría decir?

Pero algo, algunos años en esto, me dice que por ahí, que con ese sistema no se ganan títulos. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo