A balón parado

El éxito de la Copa Mx… Y la ruta que marca

Iba a llegar el día en el que el defenestrado torneo de la Copa Mx resultara más atractivo que la propia Liga Mx. Ese día será mañana. El América y las Chivas, los dos equipos de futbol más populares de este país, se disputarán a un único enfrentamiento, el pase a la final de este certamen.

Hubiera sido ideal una final entre estos dos equipos, pero el destino no lo permitió. Como sea, los creadores de este nuevo formato, patrocinado por Grupo Modelo, deberán estar muy satisfechos.

Aunque suene un poco retardatario queda claro que el futbol mexicano puede encontrar más y mejores soluciones de mercado y de audiencia en sus propios torneos y formatos, que yendo a buscarlos a Sudamérica, con este empeño casi estéril de mantenerse en la Copa Libertadores.

También sería mucho más atractivo encontrar una manera de enfrentar a los equipos de la Liga Mx y el Ascenso Mx contra los equipos de la Major League Soccer (MLS) y la North Americana Soccer League (NASL), de los Estados Unidos, que la famosa Concachampions.

El futbol de nuestros días, tan asociado a las transmisiones televisivas y a la difusión en redes sociales diversas, debe alejarse con firmeza de esquemas protocolarios que resultan ya de flojera. ¿Por qué estar organizando partidos entre equipos mexicanos y bolivianos o salvadoreños o jamaicanos que no le interesan a nadie?

La Copa Mx y su sorprendente éxito deben de marcar el camino. Este torneo ha sido de una generosidad extraordinaria con medios que se veían impedidos de probar el pastel de las transmisiones televisivas.

Si en mis manos estuviera este tema plantearía un gran torneo de Copa Binacional en el que se incluyeran estas cuatro ligas. Para cumplirle a la Concacaf se puede hacer solo un torneo cuadrangular en cualquier fin de semana que arroje al representante del área en el Mundial de Clubes.

Basta de rivales centro y sudamericanos. Y también los del Caribe. 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo