A balón parado

¿Cómo verían el nuevo Estadio Azul en los terrenos que dejará el aeropuerto?

No veo por qué un equipo como Cruz Azul no puede construir su propio estadio. Cuando inició su andar en la Primera División tuvo como su casa el grandioso Estadio Azteca. En este escenario obtuvo sus grandes títulos, aquellos de los años setentas. Luego, cuando no se sintieron bien tratados por el propietario del inmueble dos veces mundialista, se fueron a rentar el Estadio Azul, donde venía jugando el Atlante.

Ayer el diario RÉCORD publicó en su portada que el Cruz Azul no renovará el contrato de arrendamiento con los propietarios del estadio situado en la Colonia Nochebuena y que en el 2018 regresará al Estadio Azteca.

En un comunicado, la directiva que encabeza Guillermo Álvarez Cuevas aclaró como respuesta a lo publicado por el diario citado, que intentará renovar ese contrato, pero que en caso de no tener éxito, buscarán construir un estadio o mudarse a otro escenario en el Distrito Federal.

Regresar al Estadio Azteca no les garantiza tener las condiciones favorables y el control que tendrían en un estadio propio. Y Cruz Azul, las diversas empresas que sostienen la operación del club (en las que sobresale la Cooperativa cementera), tiene los recursos financieros que se necesitan para construir ese estadio sobre una capacidad de entre los 40 mil y 50 mil espectadores. No necesitarían un mayor cupo.

Sé que hay una corriente interna de directivos que así lo quieren y que en su momento plantearán el tema con fuerza. Lo más complicado es encontrar un terreno apropiado en la Ciudad de México. A algunos de ellos van a explorar si pudiera destinarse una porción de los enormes terrenos que quedarán libres cuando el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se mude. Pero no han podido avanzar pues no se ha definido quién, si el Gobierno de la República o el gobierno de la Ciudad, terminarán por decidir el futuro de esa zona de la capital de la República.

Sería estupendo que el Cruz Azul construya un nuevo estadio.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo