A balón parado

No les pagan y además les dicen mentirosos

Que exista un equipo de futbol en el que se le adeuda el sueldo a los jugadores y demás integrantes del plantel, es una muestra palpable de que las cosas no deben de andar tan bien en la Liga como para echarse a dormir.

Esto está pasando en los Dorados de Sinaloa. Pero pasa también, o ha pasado en este torneo, en equipos como Jaguares de Chiapas, Puebla y Veracruz. O eso han dejado correr en medios algunos de los afectados.

No tengo la menor duda, porque así ha sucedido en otras ocasiones, de que a todos los afectados por esta insolvencia de los propietarios o administradores de esos equipos, se les terminará por liquidar sus adeudos. La propia Liga Mx, aunque tardados, presenta mecanismos que así lo garantizan.

Pero esto no quiere decir que esté bien que no se pague a tiempo.

Tampoco está nada bien el manejo que se hace en público de este tipo de situaciones. Me resulta cuando menos penoso que el presidente de la Liga Mx, Enrique Bonilla, salga a decir una cosa y otra muy diferente ya no sólo los jugadores afectados, sino el encargado de la Comisión del Jugador.

Creo que debe de haber también un protocolo, como les gusta llamar a los federativos sus procedimientos, para enfrentar este escenario por desgracia tan frecuente.

Lo primero que debe regir en este asunto es una adecuada comunicación con los afectados. No esperarse a que éstos se quejen y anden buscando periodistas amigos para que les ayuden a divulgar su problemática, además guardándose sus nombres para protegerlos.

Entiendo que lo primero que buscan los afectados es compromiso y cercanía. Que se reconozca en papel lo que se les debe de una forma certera y legal... Por el otro, que les den la cara.

Lo peor que puede pasar es que se divulguen versiones interesadas para confundir a la opinión pública, haciendo o pretendiendo quedar como mentirosos a los que no reciben de forma puntual su sueldo.

rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo