A balón parado

“Un equipo competitivo”, o sea, lo mismo de siempre

Quedamos en que la selección mexicana de futbol que está a punto de hacer su debut en la Copa Confederaciones solo otorga una certeza positiva: la de que va a luchar y va a plantear partidos dignos a las representaciones de Portugal y Rusia.

Es decir, el equipo que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio ha llegado al mismo punto al que llegaron otros entrenadores en el mismo cargo. Nombre usted al que quiera que dirigió a la selección en los últimos mundiales: Javier Aguirre, Miguel Herrera, Ricardo La Volpe o el mismo Manuel Lapuente. La selección nacional pues no otorga ninguna garantía más que permita poder documentar que se ha hecho un trabajo que indique un crecimiento.

Alguien tendría que hacerse responsable de este estancamiento. A la Confederaciones de Rusia 2017 los aficionados y expertos más optimistas tendrán que anteponer el "Ojalá" antes de cualquier pronóstico o deseo positivo. Hoy la selección parece tener un buen entrenador, uno que ha logrado disciplinar al grupo y hacerlos que se esfuercen y concentren... pero todavía parece lejano de conseguir que esos jugadores se muestren en su mejor expresión individual y que la propuesta colectiva luzca temible para los rivales.

¿De qué dependerá que el representativo nacional tenga una destacada participación en este torneo? Pues sí, del estado en el que lleguen sus rivales. Igual y Portugal, sorprendente campeón de Europa, llega con un Cristiano Ronaldo cansado y desgastado por el trajín que tuvo con el Real Madrid. Y de igual manera el equipo local no recibe un extra del apoyo de sus aficionados y se muestra tan endeble como se ha visto siempre.

Entiendo que en el futbol se han declarado varias sorpresas. Pero estas solo son conceptualizadas por los que no tienen información o conocimientos para detectarlas antes. En el sentido más realista que pueda expresarse, la selección mexicana de futbol no está para ganar la Copa Confederaciones, no llega fuerte a esta competición.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo