A balón parado

Un equipo claro de conceptos, sin divas, sin poses...

Hay elementos para, si usted quiere con cautela, esperanzarse de esta selección mexicana de futbol que tan bien está dirigiendo Juan Carlos Osorio.

El triunfo de ayer ante los uruguayos, en su arranque en la Copa América Centenario, tiene que valorarse con absoluta objetivad y profundidad. Pero de arranque no sólo es meritorio, sino realmente notable.

Se venció a una selección muy bien armada, un equipo que si bien no pudo alinear a su estrella goleadora, Luis Suárez, sí puso sobre el terreno de juego a sus otras grandes figuras y, sobre todo, la unidad de un proyecto que ha tenido una gran continuidad en los últimos largos años.

Pero también se le ganó a un equipo que se entregó sobre el césped con un esfuerzo digno de reconocer, poniendo su férreo carácter siempre por delante.

Queríamos ver al equipo que dirige Osorio ante un gran rival. Bien, ya lo vimos. Y al menos a mí me gustó mucho. No fue una aplanadora ni mucho menos, tuvo un rendimiento irregular, por momentos el rival lo arrinconó... Pero siempre tuvo capacidad de respuesta y también la capacidad para proponer el juego ofensivo de arranque.

Me gusta que la selección se ve mejor en cada partido o cuando menos que mantiene un tono serio y comprometido, muy clara de conceptos. Me gusta que Osorio se ha dedicado a trabajar y a trabajar.

Me gusta ver al equipo unido y metido en lo suyo, sin divas, sin poses.

Vendrán en esta Copa América, en teoría, los partidos fáciles ante Jamaica y Venezuela. Ojalá Osorio consiga que la versión que vimos anoche en Glendale, Arizona, se supere en cada uno de estos juegos.

Hace mucho que no veía a los fabulosos aficionados mexicanos que vienen a los juegos de la selección en los Estados Unidos, tan contentos y tan orgullosos de su equipo. En Pasadena, California, el próximo jueves y luego al lunes siguiente en Houston, merecen seguir recibiendo lo que tanto quieren. Creo que este equipo se los va a dar.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo