A balón parado

Lo que faltaba: que dos entrenadores aclaren sus diferencias a golpes

Qué baratos se han puesto el debate y la polémica en nuestro futbol. Una declaración absolutamente ambigua al mismo tiempo que generalizante de Ricardo La Volpe ha dado pie para que el entrenador del Cruz Azul, Paco Jémez, se termine poniendo el saco y le responda sacando al macho que lleva dentro. Lo que desató esta actitud fue la siguiente declaración que La Volpe hizo a la cadena TDN: "No me gusta hablar de los técnicos porque debo tener un respeto, pero el 'vende humo' siempre se nos puso en México, y me considero mexicano porque aquí me formé; entonces el 'vende humo' les gusta. Yo no sé lo que él (Jémez) trabaje, pero pasó en Santos de llamar al jugador para que desayune, terminar el entrenamiento para que coma, yo ya estoy por retirarme y no me llena. Que me decís si trabaja en el gimnasio, en la alimentación, no creo en eso, para mí es vender humo". ¿De verdad esto da pie para que a Jémez se le diga en la rueda de prensa que dio anoche tras de que su equipo le ganara al Querétaro en la Copa Mx, que La Volpe le dijo vende humo? ¿Y eso da pie para que el entrenador del Cruz Azul haga como que se resiste a entrarle al tema porque según él sabe que lo quieren llevar a un baile en el que no quiere actuar, pero que termine entrándole? Jémez dijo: "Si lo ha dicho, yo lo invito el sábado que voy a estar en el estadio del América, para que si tiene realmente la necesidad de decirme algo, yo lo invito a que se venga conmigo a un sitio escondidito, que nos nos vea nadie, donde no nos puedan interrumpir y que me diga a la cara lo que tenga que decirme, creo que eso es un acto de valentía y no por los micrófonos y a varios kilómetros... ahí podemos arreglar nuestras diferencias como lo arreglan los hombres"... Ya me la sé, lo que sigue es que ahora los dos personajes se declaren malinterpretados por los periodistas.

rafael.ocampo@milenio.com • twitter@rocampo