A balón parado

De lo que se entera uno… Historia de audífonos y libertad

Conozco de qué está hecha la FIFA y cuáles son los criterios que ha aplicado para convertirse en la empresa multinacional tan poderosa que es hoy en día. Pero aún así no dejan de sorprenderme situaciones de las que me entero como estas:

Los futbolistas que conforman cada una de las 32 selecciones que participan en Brasil no podrán utilizar al momento de llegar a un estadio y durante su permanencia en los mismos audífonos que no sean de la marca japonesa Sony.

Si al momento de bajar de los autobuses que los trasladan de los aeropuertos u hoteles de concentración a los estadios o a los campos de práctica llegan con audífonos sobre sus oídos o colgando del cuello, que no sean de la citada marca, serán reprendidos por personal que trabaja para la FIFA, plenamente identificados, para que retiren esos “productos” de su indumentaria y persona.

Podrán no portar o utilizar audífonos, no es obligatorio que traigan unos de la marca Sony, pero si deciden utilizar algunos (que se ha puesto de moda y casi todos los usan), tendrán que ser de la marca Sony, una de las grandes firmas que patrocina el Mundial de Futbol de la FIFA.

Para que este cuadro publicitario se complete, Sony ha hecho llegar a cada selección los paquetes suficientes de audífonos para que no sólo los jugadores los porten, sino el cuerpo de entrenadores y demás personal que forma parte de las comitivas que llegan a los estadios o entrenamientos.

Lo que la FIFA y su socio comercial se percataron es de que otras marcas (como la empresa Beats), se venían sirviendo de ese momento en el que todos los televidentes ven a los jugadores con sus audífonos, sea a la llegada o cuando salen a reconocer la cancha. Y cuando hay guerra comercial y dinero de por medio no hay concesiones.

Habrá qué ver a qué sanción se arriesgan los jugadores que no quieran obedecer y cumplir con esta nueva regla de la FIFA. ¿Serían capaces de sancionarlos retirándolos de la competencia?  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo