A balón parado

¿Alguien duda que Donald Trump también irá contra la selección?

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está cumpliendo con su amenaza de construir un muro en la frontera con México. Habrá que ver con qué otras medidas concreta su actitud hostil a todo lo que suena a nuestro país.

No tiene por qué la Federación Mexicana de Futbol (para remitirme a los temas de los que me ocupo en este espacio editorial), reaccionar ante ello. Por más abominable que resulte la medida, digamos que Trump está en su derecho de construir las barreras que se le vengan en gana en su territorio.

Pero habría que estar preparados, manejar cuando menos este escenario, si al señor Trump se le ocurre meterse con la decisión de una empresa de su país, Soccer United Marketing (SUM), que ha venido haciendo el gran negocio organizando al menos 5 partidos de la selección mexicana de futbol en ciudades y estadios de aquel país.

¿Podría Trump ordenar o solicitar que se aprueben impuestos especiales para este tipo de eventos que tanto le dan a ganar a algo que huele y sabe a México? ¿Podría Trump ordenar o solicitar que se congele el plan de negocio que contempla formalizar torneos entre equipos de la Liga Mx y la Major League Soccer?

Desde un punto de vista totalmente social y político, ¿aprovechará Trump la impresionante convocatoria que tiene la selección nacional entre nuestros paisanos (muchos de ellos con estancia ilegal o sin papeles), para desatar una redada o la revisión de documentación, en los puntos de acceso a los estadios?

El próximo miércoles 8 de enero la selección nacional jugará un partido de preparación contra Islandia. Será en Las Vegas. ¿Se reflejará ya en él algún temor de los aficionados que antes acudían sin ninguna preocupación, sin importarles su situación migratoria irregular?

Son cosas que hay que ver. Y que hay que ver de cerca.

Por supuesto que la hostilidad del señor Trump terminará afectando a la selección nacional y a los equipos de la Liga Mx.  

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo