A balón parado

Que se acabe el doble arbitraje… Y que decidan: ¿Mancilla o Codesal?

Ocupémonos ahora de la Liga, que a partir de este viernes con el inicio de la Jornada 14, entra en una fase decisiva. Y centrémonos en un apartado, el del arbitraje, que parecía mejoraba con la intervención de Edgardo Codesal, pero que el fin de semana anterior dio muestras de que no, de que el progreso era falso y que sigue contaminado por elementos muy nocivos.

   Lo que protagonizó el árbitro Pérez Durán durante el partido del domingo pasado en La Bombonera, entre el Toluca vs Atlas, al marcar un penal decididamente convencido, tras observar una mano y luego desdecirse quién sabe por qué, hizo que las cosas llegaran a un punto insostenible.

   Lo primero que tiene que resolver Justino Compeán, el presidente de la Federación Mexicana de Futbol, es el lio que provoca que existan dos cabezas visibles en la Comisión de Arbitraje. Lo he planteado en este espacio desde hace varios meses: si ya llegó Edgardo Codesal a mandar, qué diablos sigue haciendo ahí Rafael Mancilla, apareciendo como el Presidente de dicha instancia.

   Esto genera situaciones absurdas: divisiones, confusiones, grilla. Pareciera que uno representa ciertos intereses y el otro, otros muy distintos y hasta enfrentados. ¿Qué es lo que permite que Mancilla siga ahí? Lo que sea hoy más que nunca no se justifica.

   Lo segundo que se tiene que explicar, desde las altas esferas, es quién le habla a un árbitro. Además de sus auxiliares (ex abanderados y cuarto árbitro), ¿quién tiene acceso a los oídos del árbitro central con ese sistema de diademas interconectadas? ¿Es cierto que el Comisario del partido les manda mensajes? ¿Alguien que está viendo la transmisión televisiva del juego y las consecuentes repeticiones está haciendo un doble arbitraje?

   Parece que sí. Insisto: ¿quién le hizo cambiar a Pérez Durán su decisión? ¿Quién le dio la orden o el consejo? ¿Se sabrá algún día o será uno más de los incontables misterios de nuestro futbol?  

 

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo