A balón parado

La disculpa de Marchesín… La violencia que no debe generarse

Escribí en este espacio el martes pasado que la directiva del Santos encabezada por Alejandro Irarragorri, que siempre ha trabajado a partir de valores deportivos muy precisos, no podía permitir que la agresividad que mostró su portero Agustín Marchesín en contra de Giovani dos Santos, llamándole borracho, se extendiera como si nada, así como grito masivo asumido por sus aficionados.

Estaba complicado reducir a cero las réplicas ofensivas que grupos de seguidores del Santos le dirigirían a Giovani desde la tribuna en el partido jugado la noche del pasado martes en Torreón. Todo lo contrario, la agresión con el grito de: "¡borracho!, ¡borracho!" cada que el atacante del Galaxy de Los Ángeles tomaba la pelota, se volvió todo un festín.

Cada quien que asuma sus responsabilidades. Pero lo que generó la ocurrencia de Marchesín la semana pasada (cuando se efectuó el juego de ida en California), algo que muchos pueden decir que es algo típico del futbol, generó en las tribunas una agresividad grotesca y ventajosa. Un "borracho, borracho" proferido seguramente por muchos que tenían varias cervezas en el estomago y alguna otra en la mano.

El gran problema es que el insulto de Marchesín no se quedó en la cancha, trascendió más allá de ella. Con tanta cámara encima de ellos, no hay nada que pase en la cancha que no se vea en la televisión.

El portero del Santos, seguramente apenado por todo esto que generó y que nunca imaginó llegara a tanto, se acercó a Giovani antes de que empezara el partido en Torreón y le ofreció una disculpa. Al final del juego, ganado por los locales 4-0, Marchesín tuvo la valentía de anunciar en varias entrevistas que se había disculpado con Gio.

No creo que haya que llevar a más esta historia. Pero sí que sirva de ejemplo preciso de la responsabilidad que deben asumir los futbolistas para no propiciar más violencia de la que ya de por sí a muchos les resulta normal y hasta necesaria en este deporte.


rafael.ocampo@milenio.com
twitter@rocampo