A balón parado

La desesperada búsqueda del once titular

A 99 días de que arranque el Mundial de Brasil el único mensaje que debería enviar el grupo que maneja a la selección mexicana de futbol, es el de que hay un equipo de titulares base y que se aprovechará el tiempo que falta para su debut contra Camerún, para lograr que cada que se vean, esos titulares jueguen mejor.

Pero, por desgracia, el proceso de Miguel Herrera como entrenador del Tri está prácticamente empezando. El Piojo no sólo no está en capacidad de dar a conocer su once titular, sino que tiene la necesidad de probar y conocer el desempeño de varios jugadores a los que nunca dirigió en su carrera y que no sabe bien a bien si le podrán aportar al sistema de juego que sostiene como propuesta.

Considerando que todos los posibles convocados por Herrera se mantengan sanos, identifico como titulares sólidos sólo en algunas posiciones: los laterales o carrileros: Paul Aguilar, por derecha y Miguel Layún, por izquierda. En la defensa central, sólo a Rafa Márquez. En la media cancha suena difícil que alguien esté o llegue mejor que Carlos Gullit Peña. Y en la delantera uno pudiera pensar que Oribe Peralta, por el rol de goleador que alcanzó es incuestionable independientemente del compañero que se le ponga. Estamos hablando de cinco de once titulares.

Del portero nadie sabe quién entre Corona, Muñoz, Ochoa o Talavera será titular. Tampoco hay demasiada certeza sobre los otros dos defensas centrales... Ni sobre un segundo contención (o mediocampista más adelantado) o los dos mediocampistas que atacarán por las bandas. Ni del segundo hombre en punta.

Demasiadas dudas como para fundamentar el optimismo con el que Herrera se comporta y lanza el mensaje de que se obtendrán siete de los nueve puntos en disputa en la primera fase. La gran mayoría de las selecciones que estarán en Brasil hoy pueden presumir de tener un once titular mucho más conformado. Y esto es clave para ganar en este deporte.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo